Muchas veces la forma en la cual está compuesta una canción hace cambiar la perspectiva de la letra, para ejemplo la covereada canción “Feeling Good” del ingles Anthony Newleys y Leslie Bricusse que ha pasado por diversos músicos y diferentes décadas desde Avicii, Adam Lambert, Muse hasta Michel Bublé, pero las más recordada es por la cantante de Jazz Nina Simone.

Feeling Good puede llegar hacer considerada una poesía con una letra bastante simple, sin metáforas ni palabras rebuscadas que logra evocar grandes sentimiento y al fusionarse con los tonos melódicos de la música se crea una obra maestra una “canción”.

La clásica versión de Nina Simone puede ser un tanto melancólica, la cual te llena de una paz por la vida pero te deja una tristeza insaciable.

Nina-Simone2.jpg

 

En el 2001 la banda Británica Muse para el álbum Origin of Symmetry interpreto esta canción creando una nueva versión de “Feeling Good”, enérgica con un sonido electrizante que te vuela la cabeza, te contagia de unas ganas de vivir y te hace sentirte asombrosamente bien.

tumblr_static_3yuy716wyk004kksk0ws4ckg0.gif

 

Si “Feeling Good” ya era una canción atemporal con Muse se vuelve transcendental.

 

No es justo comparar la versión de jazz de Nina Simone con la versión Rock de Muse. Pero a pesar de ser la misma letra cada una con su singular composición hace que se perciba de diferente manera.